<body bgcolor=#283034 text=#cccccc link=#cc6666 vlink=#996666 alink=#333333 marginwidth=0 marginheight=0 leftmargin=0 topmargin=0><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4107937\x26blogName\x3dCABALLO+NEGRO\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://caballonegro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://caballonegro.blogspot.com/\x26vt\x3d-3079520598272260460', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

viernes, julio 04, 2003


Music by:


Bajó una morena muy alta del taxi. Pantalones de mezclilla untados a las piernas, y un top negro que solo le cubría lo necesario. Su identidad oculta tras unos lentes oscuros. Caminó rápido algunos pasos y entró a una puerta marcada con el número 123 y guardada por un gorila. A esos los reconozco donde sea. Y a esas también. Era una teibolera del poison.
Salió después con dos amigas, todas enseñando carne y obviamente, de muy buen ver. Para esto yo ya estaba en el seven de enfrente, y ellas entraron. A donde quiera que iban todos voltearon. Todos ellos. Se paró otro taxi frente al negocio. Iban tres pelados más el chofer, pero solo bajaron a uno, a comprar cerveza, y no se te vayan a olvidar los cacahuates. Era un señor cascado, de unos 52 años, con barba canosa. Ya estaba medio ebrio, y agarró sin aviso y generosamente las nalgas de la morena, misma que acto seguido le echó el yoghurt que traía en la mano en la cabeza. All parecer la muchacha gusta del trigo, y la bebida era un licuado con plátano y cereales. El hombrecito primero no supo que hacer, y luego al ver a sus amigos cagados de la risa en el taxi, decidió darle un puñetazo a la dama. Pero no alcanzó, porque no venían solas. Los gorilas las acompañaban. Le torcieron un brazo al señor antes de que hiciera nada, y lo sacaron de allí a patadas. Los amigos arrancaron y lo dejaron tirado allí. Un chavo del seven salió del almacén con una cubeta y un trapeador. El resto de los clientes resumieron sus compras, y yo descubrí el chocolate de maquinita más delicioso que he probado. Yummy!

cn

[Powered by Blogger]