<body bgcolor=#283034 text=#cccccc link=#cc6666 vlink=#996666 alink=#333333 marginwidth=0 marginheight=0 leftmargin=0 topmargin=0><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4107937\x26blogName\x3dCABALLO+NEGRO\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://caballonegro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://caballonegro.blogspot.com/\x26vt\x3d-3079520598272260460', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

jueves, junio 12, 2003


Music by:


Hasta morir.

Anoche ganaron los rayados, y yo salí muy tarde de aquí. Quise ver a los inchas revueltos en su propio júbilo, así que pasé por la Macroplaza camino a casa.
Una de la mañana, y hasta la madre de rayados, rayadas, banderas, ruidos de claxon, cánticos, saltos, gozo en escabeche, bailes... un baile. Una mujer emocionada bailaba en una esquina. Un convertible y una camioneta estaban a mi lado, justo enfrente, atiborradas de regios hasta la madre de alegría. Comenzaron a encomiar a la mujer que giraba y se contoneaba: Gorda, gorda! y la groda bailaba, como hechizada, sentida en el orgullo por una hueste de hombres pidiéndole más. Se empezó a aligerar de ropas, y nosotros olvidamos el verde en el semáforo. No se sabía ya si los de atrás seguían pitando por la euforia del triunfo o porque querían avanzar. La gente se empezó a arremolinar en pos de la gorda, hasta que esta, casi en calzones, se empezó a asustar. Eran demasiados desenfrenados. Llegó después la policía, y la fiesta se acabó.

cn

[Powered by Blogger]